¿Ataque de pánico o «ataque de ansiedad»?

A menudo me encuentro en consulta pacientes que acuden con síntomas muy similares: palpitaciones, angustia, sudoración, temblor, etc. Algunos lo achacan a una situación traumática, otros a la falta de autorrealización e incluso la mayoría a todo lo externo a ellos mismos.

Bien es cierto que suelen coincidir en el mismo término: “ataque de ansiedad”. Aquí entra en juego nuestro manual DSM5, para indicarnos que no existe este término tan empleado socialmente. Pero sí ataque de pánico. 

La pregunta es, ¿son lo mismo?. La gran mayoría en principio diríamos que no, y es cierto. Pero si empezamos a pensar más detenidamente puede causarnos confusión.

Tanto la ansiedad como el ataque de pánico, tienen un componente físico y otro emocional, que ha desarrollado a su vez pensamientos conscientes e inconscientes. 

En primer lugar, el físico nos demuestra que los síntomas vienen a ser idénticos en ambas. Como bien decíamos:  palpitaciones, sudoración, temblores, asfixia, sensación de ahogo, molestias en el tórax, náuseas, etc.

En segundo lugar, el componente emocional nos lleva a una emoción clave en los dos. El miedo. La ansiedad y el ataque de pánico comparten el miedo incapacitante.

La siguiente imagen muestra la diferencia de expresión del miedo en ambas. Siendo la calma la menor muestra de miedo y el miedo extremo la mayor expresión del mismo. Podemos decir por tanto que en la ansiedad permanece siempre pero en mayor o menor grado, mientras en el ataque de pánico asciende rápidamente hasta la mayor expresión y al rato acaba desapareciendo, lo cual no quiere decir que no deje secuelas como ansiedad o fobias.

Imagen 1. Niveles de miedo en la ansiedad y en pánico.

Por último, debemos de hablar de ese componente cognitivo que nos generan determinadas vivencias. Esos pensamientos más o menos racionales que en ocasiones nos genera un malestar excesivo.

  • Ansiedad
  1. Angustia: Estado afectivo que provoca malestar, sofoco, tristeza y sufrimiento mental. 
  2. Preocupaciones: Acción y efecto de preocuparse.
  3. Intranquilidad: Sensación de alarma.
  • Ataque de pánico
  1. Temor a la muerte
  2. Temor a perder el control
  3. Desrealización: Experiencias de irrealidad o distanciamiento respecto al entorno
  4. Despersonalización:Experiencias de irrealidad, distanciamiento o de ser un observador externo respecto a los pensamientos, sentimientos, sensaciones, el cuerpo o las acciones de uno mismo.

Finalmente, ¿ambas pueden coexistir?. Debemos señalar bien el origen de cada suceso, para saber sobre qué base trabajamos. 

Aquí te muestro algunos consejos que pueden ayudarte si te encuentras alguna vez ante un ataque de pánico:

  1. Para de hacer aquello que estés llevando a cabo y busca un objeto. Para algunos es más sencillo manejar este tipo de síntomas fijando su mirada en un solo objeto.
  2. Respiración profunda. Comienza a fijar una respiración completa y larga, tanto en la inhalación como en la exhalación. Mientras mantienes esa mirada fija.
  3. Repite un mantra internamente. Algunos ejemplos pueden ser: “puedo con esto”, “va a pasar”, “tengo la fuerza”, etc. 
  4. Mi lugar seguro. Piensa en un lugar que te transmita paz. Si no logras tener ese lugar vuelve al mantra y a sensaciones como: seguridad y fuerza.

Bibliografía

Angustia: Síntomas, Causas y posibles tratamientos. Psicología y Mente. (2017, March 25). Retrieved February 6, 2023, from https://psicologiaymente.com/clinica/angustia

Association, A. P. (2014). Guía de Consulta de los Criterios diagnósticos del Dsm-5®: Spanish edition of the desk reference to the diagnostic criteria from Dsm-5®. American Psychiatric Publishing.

Preocupación – definición – WordReference.com. (n.d.). Retrieved February 6, 2023, from https://www.wordreference.com/definicion/preocupaci%C3%B3n