Combatir el estrés

No es el estrés lo que nos mata, sino como reaccionamos ante el”- Hans Selye

El estrés es un sentimiento, se plasma como una sensación  física o emocional con la que podemos sentir nervios, frustración o furia. Es la respuesta a un desafío o a cualquier tipo de demanda percibida.

Diariamente todas y cada una de las personas viven y tienen en su cabeza algo que les produce sufrimiento, pudiendo generar una situación extrema en la persona. Si no somos capaces de manejar este sufrimiento y los pensamientos rumiativos que los acompañan, lo más probable es que estos nos generen estrés. El trabajo, un despido, la muerte de un familiar, una ruptura amorosa, casarse o divorciarse, quedarse embarazada, los hijos, los estudios, una mudanza, sufrir una enfermedad grave, una pelea con un amigo, ser presidente en la comunidad de vecinos, todo esto son situaciones que nos pueden generar estrés.

ansiedad

¿Cuando debo acudir a un profesional?

  • Sentir que tienes mala memoria con respecto a tiempos anteriores
  • Exceso o defecto en la excreción
  • Dolores frecuentes
  • Problemas en el ámbito sexual
  • Falta de concentración en las tareas
  • Poca energía. Cansancio.
  • Mandíbula rígida
  • Cuello contracturado o rígido
  • Aumento o pérdida de peso
  • Malestar en el estómago
  • Recurrir al alcohol o las drogas para sentir relax
  • Insomnio o exceso de sueño

Cuando estas se traduzcan en pánico, vértigo, alteración de la respiración, ritmo cardiaco elevado, incapacidad de desarrollarse en el trabajo u hogar, miedo a no poder controlarse, y recuerdos de un posible evento traumático, debe acudir a un profesional de inmediato. Podemos evitarlo antes de que se traduzcan estos últimos síntomas en enfermedad y otros trastornos mentales más graves.