Insomnio

«Yo, cuando tomo café, no puedo dormir.»

«A mi me ocurre al contrario. Cuando duermo, no puedo tomar café.»– Landrú.

 Citamos al insomnio como trastorno del sueño frecuente que causa dificultad a la hora de quedarse dormido o mantener el sueño, además de levantarse demasiado temprano y no poder volver a dormir. A la larga este afecta tanto a la salud, como a la calidad de vida o al ámbito laboral de la persona.

Servicio

Tipos:

  • Agudo: Duración de días o semanas, como consecuencia de estrés o un suceso traumático.
  • Crónico: Duración de un mes o más. Aquí el insomnio puede ser el problema principal. También puede ir de la mano a medicamentos u otras afecciones.

Las causas pueden ser variadas (malos hábitos, estrés, gran ingesta nocturna, etc). Otras causas vienen de la mano de medicamentos, afecciones, trastornos de salud mental, cafeína, nicotina o alcohol. Los cambios de actividad y el modificar patrones de sueño son también causas comunes.

En el caso de la infancia y adolescencia este tipo de problemas también puede darse debido a su reloj interno.

¿Cuándo debo acudir a un profesional?

  • Me levanto como si no hubiese dormido. Con poca energía
  • Estado de ánimo apagado
  • Dormir menos de 7 u 8 h diarias
  • Dificultad de conciliar el sueño
  • Despertarse a lo largo de la noche
  • Preocupaciones constantes sobre el sueño
  • Déficit de atención
  • Falta de concentración de recuerdo
  • Mayor número de errores cometidos
  • Ansiedad e irritabilidad
  • Depresión
  • Despertarse muy pronto
  • Somnolencia diurna.